Pero, ¿cuál es el tema con la “I”?

Algunos ya lo tendrán muy claro, pero para quienes no, el tema central de BIM es la “I” de información. En torno a esta se construyen los modelos -de información- que incluyen, pero no están limitados a modelos tridimensionales, documentos de texto, hojas de cálculo, programaciones, planos 2d,  etc; que conformen la documentación del proyecto.

Pero, según la norma inglesa PAS 1192, que ahora forma parte del ISO 19650, el flujo de la información del proyecto se desarrolla así:

  1. El cliente, con ayuda de un equipo interno o externo, desarrolla un documento que contiene los requisitos de información del proyecto, intercambios necesarios de información y fases del proyecto en relación con las primeras. Todo lo anterior teniendo como base la fase operativa del proyecto, es decir, iniciar con el fin en mente.
  2. El documento anterior entra a formar parte de los documentos de licitación o DSO -documentos de solicitud de oferta-, en conjunto con los requerimientos técnicos y legales aplicables a los contratos de las diferentes especialidades del proyecto.
  3. Los proponentes toman como base el DSO, que incluye todos los requisitos en torno al modelo de información y entregan dentro de su propuesta técnica / económica el plan de gestión BIM -PGB-, donde proponen los métodos y herramientas que usarán para suplir las necesidades de información del cliente.
  4. Una vez seleccionado el proponente, se combinan los documentos para producir un lineamiento que sirve como estructura a todo el proceso de producción, intercambio y almacenamiento de información entre los equipos del proyecto.
  5. Toda la información se va produciendo y entregando de acuerdo con el lineamiento anterior y a medida que avanzan las
  6. diferentes fases del proyecto, hasta llegar al final de la fase constructiva y producir el
  7. Modelo de información del proyecto, que es la base de datos que incluye la documentación, información no gráfica y el modelo gráfico del proyecto. Al final, y actuando las partes bajo los lineamientos planteados por el cliente desde el inicio del proyecto, se obtiene el BIM -modelo de información del edificio- del proyecto, que es el gran cúmulo de información que servirá como base para el proceso de operación del activo.

Esto es a muy grandes rasgos el esquema de flujo de información para un proyecto que quiera llegar a producir un modelo BIM.

En nuestro medio, como pasa en el proyecto que nos encontramos, el cliente no conoce este esquema y el contratista principal construye unos modelos 3D en Revit y así se engaña a sí mismo y a los otros, diciendo que así es como se hace BIM. Esto no es nada más que el antiguo proceso CAD, ahora basado en modelos 3D, de software que sea.

Bien, estamos seguros que será de ayuda nuestro tema. Los esperamos la próxima semana con más historias inverosímiles sobre BIM.

Chau.


Leave a Reply

Your email address will not be published.